Inicia despliegue militar en 2 municipios indígenas en conflicto en Guatemala


 

Guatemala, 17 may (EFE).- El Ejército de Guatemala comenzó hoy el despliegue militar en los municipios indígenas de Ixchiguán y Tajumulco, en conflicto por problemas limítrofes y de agua desde hace décadas, a lo que ahora se suma el cultivo de amapola.

El desplazamiento de los soldados a esas comunidades del departamento suroccidental de San Marcos, fronterizo con México, es en cumplimiento al estado de sitio decretado por el Ejecutivo y ratificado por el Congreso.

El portavoz de la Fuerza Armada, William García, explicó a periodistas que solo esperaban la publicación del acuerdo que da vida al estadio de sitio, el cual salió hoy en el Diario de Centroamérica (oficial) para comenzar el despliegue militar.

Según el general Guillermo Mejía, de la Brigada de Montaña que tiene su sede en San Marcos, hasta ahora el desplazamiento alcanza un 40 por ciento.

“Estamos a la espera de completar el dispositivo, las unidades están en camino y esperamos recibir a las demás instituciones del Estado que apoyarán este esfuerzo”, dijo.

Mejía aseguró que los soldados desplazados a los dos municipios de San Marcos están entrenados para cualquier eventualidad, incluso si son recibidos a tiros, aunque aclaró que “no creemos que vayamos a encontrar mucha oposición”.

“Nuestra misión es entrar al lugar y por todos los medios posibles tomar el control”, sostuvo el jefe castrense.

Expresó que el uso de las armas “será la última opción” durante los operativos.

El ministro guatemalteco de la Defensa, Williams Mansilla, anunció ayer que el Ejército enviará a los dos municipios 1.000 soldados y que otros 500 estarán en la Brigada de Montaña.

Los soldados son apoyados por 500 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

Los municipios de Ixchiguán y Tajumulco están enfrentados por un problema limítrofe pero también por el agua desde hace décadas, y a esos problemas se sumó el cultivo de amapola, lo cual mantiene tensa la situación en el área, indicó.

“Es muy poca la población que está sembrando cultivos agrícolas como papa o milpa (maíz), los cultivos de amapola son extensos pese a la erradicación”, sostuvo.

Mansilla estimó que una vez concluya el despliegue de los militares, en 72 horas tendrán resultados concretos.

El estado de sitio regirá por un periodo de 30 días. EFE