Asistente aduanero enjuiciado por el robo de 11 televisores pantalla plana


 

Justin Longsworth era uno de los empleados de un agente aduanero. Longsworth fue acusado de robar once televisores pantalla plana con pantallas de 49 pulgadas que se suponía que debía entregar al Hotel Radisson.

El robo fue valorado en casi $14.000 dólares. Y esta semana fue declarado culpable de los cargos en su contra por parte de la Magistrada Jefe, Anne Marie Smith. Longsworth quedará recluido en prisión hasta el jueves 25 de mayo cuando se dictará la sentencia definitiva. Fue representado por el abogado Dean Lindo.

Francisco Gutiérrez, conductor del camión de reparto que trasladaba la valiosa mercancía electrónica, testificó que Longsworth le había entregado uno de los de receptores de televisión a modo de soborno.

Jason Valdez, jefe de Longsworth, declaró que cuando le preguntó a éste sobre los televisores, Longsworth negó que los hubiera recibido, aunque había firmado la nota de recepción de los mismos. Sin embargo, en el momento de dar su testimonio Longsworth se declaró inocente y negó haber cometido el delito.