Siguen aumentando las muertes de manatíes en la Laguna de Placencia


 

La Asociación Ambiental del Sur (SEA) informó esta semana que otro manatí, esta vez una hembra, murió tras resultar herida por las aspas de un bote en la laguna de Placencia.

Las autoridades creen que el aumento del tráfico de embarcaciones en la zona está poniendo en riesgo a estos mamíferos en peligro de extinción.

SEA dijo que esta semana recibieron un reporte acerca de una manatí muerta y flotando a la deriva en la Laguna de Placencia, cerca de la playa de Malacate.

Tras enviar a su equipo de acción inmediata, hallaron que la manatí fue golpeado por un catamarán llamado Lady Lisa el pasado martes por la noche. Tras examinarla, hallaron en su espalda tres heridas cortantes de una hélice de barco. Los trabajadores del catamarán supuestamente remolcaron el cadáver de la hembra de manatí hasta una marina de la empresa Norwegian Cruise Line.

Según la SEA, esta es la cuarta muerte de manatí reportada en la Laguna de Placencia desde principios de 2017. Eso representa un incremento respecto al año pasado, y reiteraron que puede deberse al aumento del tráfico de barcos en la zona.

La SEA destaca que todos los capitanes de los barcos necesitan practicar la navegación segura, especialmente dentro de la Laguna de Placencia, ya que esta vía acuática es un refugio natural para los manatíes, los cuales ya casi están extintos en la zona.