Evidencia científica evita hallar vida en Marte


Los científicos afirman que Marte, el “planeta rojo” tiene uno de los ambientes más inhóspitos del Sistema Solar y su superficie es aún mucho menos acogedora de lo que se creía.

Análisis llevados a cabo en laboratorios de la Tierra con compuestos de Marte, encontraron que la superficie de este planeta contiene “un coctel tóxico” de sustancias químicas que pueden destruir a cualquier organismo vivo.

investigadores de posgrado en astrobiología de la Universidad de Edimburgo, Escocia, Jennifer Wadsworth y Charles Cockell, indicaron en el estudio que fue publicado en Scientific Reports que el estudio llevado a cabo se experimentó con partículas conocidas como “percloratos” ,compuestos que se encuentran de forma natural y sintética en la Tierra, son muy abundantes en el suelo marciano, como lo han confirmado varias misiones de la NASA que los han detectado en diversos sitios del planeta.

En este sentido, los investigadores descubrieron que bactericidas son capaces de matar cultivos del Bacillus subtilis, una forma básica de vida, por lo que los percloratos, a temperatura ambiente, son compuestos estables, pero en altas temperaturas se vuelven activos.

Durante el desarrollo de los experimentos, los percloratos se convirtieron en potentes bactericidas matando los microbios en minutos y esterilizando las superficies superiores del ambiente, afirman los científicos. “Las células de las bacterias perdieron rápidamente su viabilidad, y los resultados fueron incluso más drásticos cuando agregamos al experimento óxidos de hierro y peróxido de hidrógeno, otros dos compuestos que son comunes en el suelo marciano” dijeron.

Todas estas investigaciones sugieren, que el planeta es mucho más inhóspito de lo que previamente se pensó, ya que los múltiples hallazgos tiene muchas implicaciones para la búsqueda de vida en el planeta rojo y es que al combinar tres componentes de la superficie marciana, hacen que la actual superficie sea mucho menos habitable que lo que se pensó previamente.