Todos los días se suicida una persona en Honduras


En Honduras se suicida una persona diariamente, siendo Francisco Morazán y Choluteca los departamentos con mayor incidencia, según indicó esta semana el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV/UNAH).

El descubrir que la pareja les pone “los cuernos” y el no encontrar trabajo por más que lo busquen, son las causas más comunes por las que decenas de hondureños toman la decisión de ahorcarse, envenenarse, dispararse o lanzarse al vacío.

Otros se tiran a automóviles en marcha para morir atropellados y así acabar con sus pesares, llantos, desvelos y recuerdos que se convirtieron en una tortura psicológica.

La mayoría de quienes se arrebatan la vida son estudiantes, desempleados y trabajadores sin estabilidad económica, como labradores, agricultores, comerciantes, albañiles, pintores de casas o vehículos, cobradores de buses, zapateros, taxistas, carpinteros, barberos, oficinistas, fotógrafos, personal de atención al cliente, entre otros que laboran a medio tiempo, por horas o por obra.

El ahorcamiento y las armas de fuego son algunos de los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo. En el caso de Honduras, el uso de la cuerda o lazo es el instrumento de muerte más usado por los suicidas, quienes también se ahorcan usando cordones de zapato, telas, fajas y cadenas.

Le siguen, en su orden, las armas de fuego y armas blancas como cuchillos, navajas y machetes. Otro mecanismo que suelen usar los suicidas son las sustancias tóxicas, principalmente pesticidas y en el caso de Hobduras, las pastillas para curar frijoles, aunque su consumo ha disminuido en los últimos años.