¿Por qué razón aparece una nube de color cuando descorchamos el champán?


Muchas veces, ha pasado que estar en medio de una celebración conlleva a que en la mayoría de las veces exista una botella que descorchar para así brindar por el éxito de lo que se esté celebrando.

La mayoría de las veces, al descorcharla, el tapón sale despedido tras el característico ¡pum! y deja escapar un chorro de esta espumosa bebida y un sonido de “pum”, el cual es el resultado del gas presurizado en el cava que, de repente, se escapa cuando quitamos el corcho.

Pero no siempre abrimos así la botella, en otras ocasiones lo hacemos con sumo cuidado, casi de forma amortiguada. En esos casos no hay ‘pum’ ni chorros de bebida que salen despedidos, pero sí que al salir el corcho aparece una ligera nube de vapor. ¿Se han preguntado alguna vez qué es?.

Pues el físico Gérard Liger-Belair sí y ha resuelto el misterio y publicado un artículo con sus resultados en la revista Scientific Reports, del grupo Nature.

Liger-Belair es profesor de física de fluidos en la Universidad de Reims Champagne-Ardenne, en Francia, y estuvo al frente del equipo de investigación Efervescencia, champán y aplicaciones de esa misma universidad, vinculado al Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS).

Es especialista mundial en la físicoquímica y dedicó su tesis doctoral en la esfervencencia de las bebidas desde el año 1997. Este investigador y su equipo realizaron estudios usando imágenes grabadas a alta velocidad qué ocurre al abrir una botella de champán y han averiguado que el color de esa nube de vapor que se forma, que en ocasiones es grisácea-blanquecina y en otras, azul, depende de la temperatura a la que se ha guardado el espumoso.

En una entrevista a Big Vang, este físico con alma de sommelier explica que al descorchar una botella de champán se produce una explosión adiabática: el gas, dióxido de carbono disuelto en el líquido y producido durante el proceso de fermentación, se expande rápidamente cuando sale el corcho y eso hace que la temperatura dentro del cuello de la botella se desplome. La nube de vapor característica se forma cuando el gas, muy frío, choca con el aire del ambiente fuera de la boca de la botella.

En el estudio realizado vieron que el dióxido de carbono, muy frío, se encuentra con cristales de agua helada diminutos en el cuello de la botella, generados cuando el gas se expande.

Para observar este proceso, los especialistas grabaron lo que ocurría cuando descorchaban la botella en tres situaciones: cuando la botella había estado guardada a 6 grados, a 12 y a 20.

Por lo que concluyeron que de acuerdo a la temperatura que se encuentre la botella saldrá el vapor retenido al extraer el corcho.