La música como terapia para relajar a los perros


Una nueva investigación ha indicado que cuando se trata de la música, a los perros les gusta la variedad, así que lo mejor es que abras una cuenta de Spotify para así hacer que tu mascota oiga los temas de Bob Marley o Air Supply.

En un estudio realizado por la Sociedad Escocesa para la Prevención de la Crueldad contra los Animales e investigadores de la Universidad de Glasgow se estudió y analizó cómo la música ayudaba a los animales.

El estudio se realizó durante varios días, y durante seis horas pusieron listas de reproducción de Spotify con cinco géneros de música mientras los perros descansaban en un refugio, situación en la que los canes escucharon música clásica, rock suave, reggae, pop y Motown.

Los investigadores registraron la variabilidad de la frecuencia cardiaca de las mascotas, sus niveles de cortisol y los comportamientos que tenían al ladrar y al acostarse mientras escuchaban las canciones, así como en los días en los que no se tocaba música.

Los perros, por lo general, estaban menos estresados cuando oyeron música y, además, mostraron una ligera preferencia por el reggae y el rock suave, tal y como dio a conocer el coautor Neil Evans, profesor de fisiología integradora. “Lo que vimos es que varios perros respondieron de manera diferente. Seguramente hay una preferencia personal de algunos perros por diferentes tipos de música, al igual que en los seres humanos”.

En este sentido, Evans los resultados son un argumento muy válido para asegurar que el uso de la música puede ser una técnica calmante en los lugares de refugio para animales. “Eso es importante porque ese tipo de espacios, con mucho ruido y desconocimiento, pueden convertirse en sitios aterradores para los perros. El estrés puede hacer que los animales se acobarden, ladren de forma fuerte y violenta, se agiten o se comporten mal, lo que haría que fueran menos propensos a ser adoptados”.

“Queremos que los perros tengan una experiencia tan buena como puedan en un refugio”, aseguró Evans.