Rusia lanzó un satélite europeo de observación de la Tierra


Rusia lanzó un satélite europeo para vigilar la atmósfera terrestre, según las imágenes retransmitidas en directo en la página web de la agencia espacial rusa, Roskosmos, un cohete Rockot con el satélite Sentinel-5P despegó del cosmódromo de Plessetesk, al norte de Rusia.

El dispositivo Sentinel-5P fue puesto en su órbita final 79 minutos después del lanzamiento, así lo precisó la Agencia Espacial Europea (ESA) a través de un comunicado.

“El satélite Sentinel-5P está en órbita y nuestro equipo tendrá que controlar y dirigir esta misión durante su vida operativa y mantenerla durante los siete próximos años o más”, declaró el director de la ESA, Jan Woerner, citado en el comunicado.

El Sentinel-5P, de 820 kilos, podrá cartografiar diariamente el conjunto del planeta, indicó la ESA y servirá para establecer previsiones de la calidad del aire en el marco del programa Copérnico de la Unión Europea para la vigilancia del medio ambiente.

Asimismo, el satélite medirá las concentraciones de aerosoles y de numerosos oligogases como el dióxido de nitrógeno, ozono, formaldehído, dióxido de azufre, metano o monóxido de carbono; gases que influyen en la salud de los humanos y en el clima.

También aportará informaciones sobre las emisiones de ceniza volcánica, indispensables para la seguridad del tráfico aéreo, o sobre las concentraciones de radiaciones UVA, peligrosas para la piel.