Claves para cuidar la salud íntima después del sexo


Muchas mujeres alrededor del mundo están conscientes de los cuidados que se deben tener luego de mantener relaciones sexuales.

Sin embargo, es importante preguntarse ¿por qué son tan fundamentales? ¿cuál es el impacto que tienen estos hábitos en la salud femenina?

En efecto, la doctora Sara Twogood, profesora asistente de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos, explicó las razones para tomar medidas preventivas inmediatamente después del acto sexual.

1.- Orinar es fundamental: Aunque no existan ganas reales de orinar, es clave intentar hacerlo de todos modos porque el flujo de orina ayuda a eliminar las bacterias de la uretra. Las infecciones urinarias ocurren por ejemplo cuando las bacterias que normalmente viven en la vagina o el colon se empujan inadvertidamente en la uretra durante la actividad sexual.

Y es que el orinar después del sexo es especialmente importante para una persona propensa a las infecciones urinarias. Esta acción disminuye las probabilidades de síntomas dolorosos y de la presencia de sangre en la orina.

2.- Tener una toalla a mano: El semen, el sudor, el lubricante en algunos casos y los fluidos vaginales pueden dejar la zona íntima de la mujer completamente húmeda, por ello resulta una buena idea agarrar una toalla o un poco de papel higiénico y limpiar ese exceso de humedad.

En este sentido, la especialista explicó que las bacterias y la levadura prosperan en condiciones húmedas, y no secarse puede aumentar sus probabilidades de desarrollar una infección como la candidiasis.

La especialista, no es necesario limpiar en profundidad o pasarse una toalla vigorosamente, solamente debemos secar el exceso.

3.- Evitar la ropa interior: Ponerse un pijama suelto con una tela que respire, pero nunca la ropa interior que se estaba utilizando resulta recomendable “No se ponga ropa interior, permanecer desnudo un rato ayuda a ventilar la zona y dejarla respirar, lo que disminuye el riesgo de una infección por levaduras o una fuerte picazón”.

 

Todos éstos consejos son de gran ayuda para tener una buena higiene personal al momento de sostener un encuentro sexual ayudando a prevenir infecciones en nuestro organismo