La saliva sería el mejor instrumento para detectar cáncer de ovario


Uno de los principales males que aqueja a las mujeres hoy en día es el cáncer de ovario, además es uno de los tumores con mayor letalidad debido a que su sintomatología es inespecífica.

La única forma de saber si la mujer padece de cáncer de ovarios, es por medio de una cirugía, en la cual luego de varios estudios utilizados como metodos de detección, no son mas que exámenes clínicos una vez al año, un ultrasonido transvaginal y un estudio de sangre CA-125 para el cáncer epitelial de ovario.

El problema es que el cáncer de ovario es muy asintomático y cuando ya presentas síntomas claros es porque el mal se encuentra en un estado avanzado, puesto que se asocia con presión abdominal y dolores gastrointestinales, síntomas que son comunes en otros padecimientos como apendicitis, colitis, entre otros.

Sin embargo, en el laboratorio del Instituto de Investigación del Hospital Vall d’Hebron en Barcelona, España un grupo de Investigación Biomédica en Ginecología liderado por Antonio Gil, está estudiando si la saliva podría servir para detectar esta enfermedad, y es que no es para menos pues aproximadamente en todo el mundo se diagnostican 240 mil casos nuevos.

La saliva ha sido de gran utilidad para detectar el cáncer infantil, cáncer de mama y de páncreas. Realizar pruebas mediante la saliva tiene muchas ventajas en comparación con el uso de la sangre como medio diagnóstico pues la toma es fácil, es un procedimiento no invasivo y su manejo es más seguro.

A su vez, el laboratorio Synlab presentó un test denominado BRCA +16 genes, prueba genética que, a través de una muestra de sangre o de saliva, analiza 18 genes relacionados con el cáncer hereditario de mama, ovario y endometrio, proporcionando información de alta fiabilidad sobre el riesgo de padecer estos tipos de cáncer.

El test está indicado principalmente para mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario con el fin de determinar su posible carácter hereditario.

Recuerda que es de suma importancia que ante cualquier dolor acudas con el especialista y como mínimo una vez al año visites a tu ginecólogo para un chequeo general y puedas despejar todas tus dudas.