Mujeres de tallas grandes desfilaron en rechazo a la perfección de Victoria’s Secret


Con la intención de romper los estereotipos en la mujer un batallón de feminas desafiaron las firmas de moda como Victoria’s Secret y se apoderó del centro de Nueva York para denunciar los cánones de belleza que difunden este tipo de desfiles en ropa interior.

En este sentido, 24 voluntarias, de todas las tallas y tipos, desfilaron en Times Square y reivindicaron a las mujeres reales frente a las aspiracionales.

La modelo y activista del movimiento “body positive” Khrystiana escribió en su red social de Instagram: “Esta semana el mundo ha sido testigo de otro desfile de Victoria’s Secret que refuerza estándares de belleza muy específicos. Muchas mujeres se habrán sentido muy disgustadas con sus cuerpos y caras después de verlo, como si se pulsara una y otra vez el botón del autodesprecio”.

En la publicación la modelo anunciaba el desfile en el que participaron un grupo de mujeres reales: “Algunas son ‘curvies’ y otras son bajitas, las hay en forma y las que nunca han entrenado. Mujeres de diferentes culturas y tonos de piel. Habrá mujeres trans, mujeres de diferentes edades y orientación sexual, con las piernas depiladas o son depilar, veganas y carnívoras”.

Las “guerrilleras de la lencería”, como se han autodenominado, realizaron su desfile entre turistas, que aplaudieron la iniciativa. “Queremos que todas las mujeres se sientan empoderadas, fuertes y guapas. Ningún medio de comunicación puede decirte qué es lo que tienes mal y cómo deberías cambiar. Tu cuerpo sabe mejor que tú qué es lo que necesitas y merece ser tu mejor amigo”, resaltó Khrystiana.

Otra que hizo mención y aplaudió la iniciativa fue la modelo de talla grande Ashley Graham, una de las mejor pagadas del mundo, quien subió una foto en la que aparecía en un desfile de lencería de Addition Elle y a la que le agregó unas alas. “Got my wings” (¡Ya tengo mis alas!), escribió junto a la imagen y el hashtag #thickthighssavelives (los muslos gruesos salvan vidas).