[google-translator]

ATENCIÓN ¿cómo reconocer  a un abusador sexual?


La mayoría de los abusadores sexuales no son personas ajenas al entorno del niño o adolescente, por el contrario suelen estar cerca de la familia o formar parte de su vida escolar. Muchas veces se cree que son extraños quienes tienen el potencial de hacerle daño a un niño, pero lo cierto es que las personas del entorno cercano de infantes y adolescentes son las más proclives a cometer algún tipo de abuso sexual.

Podemos decir que existen dos tipos de abusadores: el abusador situacional, aquel que aprovecha las oportunidades que se le presentan, y el abusador preferencial, aquel busca a su víctima de acuerdo a su gusto. El primer tipo de abusador parece ser más común y tiene menor número de víctimas.

Dentro de las características del abusador situacional esta el tener una relación amorosa (casado, enamorado o conviviente). Suele abusar de sus propios hijos o de los niños de su actual pareja. Además, es un oportunista que toma ventaja de las situaciones y utiliza a los niños como blanco de sus ataques pues están más a la mano.

Finalmente, por lo general, fueron abusados de pequeños. Por otro lado, el abusador preferencial está más relacionado con la pedofilia, pues el abusador solo abusa y disfruta de victimizar a menores.

También es necesario resaltar que por lo general es una persona bien preparada y suele tener varias víctimas en su haber. El pedófilo es una persona experta en la manipulación y muy hábil para entrometerse en la familia del niño o adolescente una vez que lo ubica como su nueva víctima, poco a poco van construyendo una relación de confianza con el menor y la familia hasta lograr alcanzar su objetivo.

Otra cosa es que el abusador infantil está siempre atento a su siguiente víctima, está pendiente de cada mirada, reacción o sonrisa del niño y adolescente, esperando la señal de confianza que le permita aproximarse sin levantar suspicacias. Los menores más vulnerables son aquellos que tienen mala relación con sus padres y no se sienten queridos.