[google-translator]

Bebé se recupera tras resultar herido de bala por su padre


El bebé de cuatro meses de edad que recibió un disparo accidental de parte de su propio padre, se encuentra estable, por su parte, el padre del menor podría enfrentar cargos dependiendo de los resultados de la certificación en el formulario médico del menor, aunque la pistola de perdigones no es considerada un arma de fuego, los investigadores buscarán asesoramiento de la Oficina del Director de la Fiscalía para proceder con la acusación,  recordemos que el pasado fin de semana Lincoln Dwehene de 19 años ingresó a su habitación para buscar la pistola, apuntó al bebé y apretó el gatillo sin percatarse de que la misma estaba cargada causándole la herida en la parte baja de la espalda, se espera que el niño permanezca unos días más en el Hospital Karl Heusner para monitorear su recuperación.